Institucionales

Acto de recepción a los nuevos colegiados jubilados

En reconocimiento a su labor y entrega
a la profesión y a los pacientes

El lunes día 8 de octubre tuvo lugar en nuestra sede colegial el acto de recepción a los nuevos colegiados jubilados, en reconocimiento a la labor y la entrega que estos grandes médicos han puesto a disposición de sus pacientes y de la propia profesión.

En este acto participan los nuevos colegiados jubilados (es decir, los que han pasado a esta situación desde la fecha de celebración de la anterior recepción) acompañados de sus familiares; puesto que, como se puso de relieve a lo largo del acto, también a ellos se les debe agradecer el apoyo que prestan a los médicos, que a menudo llevan a casa silencios y preocupaciones por los pacientes; y muchas horas de guardias y extraordinarias en las que estos familiares les echan de menos; siempre prestándoles el apoyo y cariño que necesitan.

Como señaló en la salutación a los presentes el presidente del Colegio, Dr. Jorge Fernández Parra, “éste es un acto de reconocimiento: habéis curado, confortado y acompañado con humanidad a vuestros pacientes, haciendo honor a la Medicina; y por ello os estamos agradecidos a vosotros y a vuestras familias”.

Tras la bienvenida, el presidente cedió la palabra al representante de la Sección de Médicos Jubilados, Dr. Francisco Ardoy Medina, quien comenzó su alocución señalando que “en la actualidad somos 870 médicos jubilados en nuestro Colegio, y por ello representamos un gran grupo en nuestra institución. Indicó que, desde la vocalía nacional, se están intentando impulsar propuestas sobre 5 temas de especial interés para los jubilados: seminarios de preparación para la jubilación, asistencia médica para médicos jubilados y cónyuges, puesta en funcionamiento en los colegios de las “oficinas del médico jubilado”, gestión del ocio activo del jubilado, y el próximo congreso nacional de médicos jubilados.

A continuación, el Dr. Ramón Moral Beltrán, presidente de la Asociación de Médicos Jubilados de Granada “San Cosme y San Damián” (no perteneciente al Colegio pero sí auspiciada por este), explicó brevemente los órganos, funciones y actividades de la asociación: conferencias y actividades culturales, visitas guiadas, viajes, almuerzos de hermandad, reuniones sociales, torneos deportivos… y animó a los presentes a unirse a la misma.

Acto seguido, el secretario general del Colegio, Dr. Armando Pueyos Sánchez, fue llamando a cada uno de los médicos homenajeados, para recibir una acreditación y un pin con el escudo de la institución.

Tras esta entrega, tomó la palabra en nombre de sus compañeros, la Dra. María José Gutiérrez Pimentel, quien indicó que “a pesar de estar jubilados siempre seremos médicos, porque ésta no es sólo una profesión, sino una vocación”. Subrayó que en la vida de un médico siempre hay momentos de silencio, reflexión y soledad, pero que “merecen la pena cuando te das cuenta de que también has dado mucha vida”. Pidió al Colegio que sigan contando con los médicos jubilados, puesto que por su experiencia pueden servir tanto de referencia a las nuevas generaciones de médicos, como de voz cualificada ante las instituciones sanitarias a la hora de la organización sanitaria. También pidieron poder seguir estando actualizados mediante una biblioteca virtual médica a nivel nacional, así como poder acreditarse mediante una única tarjeta de médico jubilado que también les dé acceso a las actividades de otros colegios provinciales.

Por último, tomó nuevamente la palabra el presidente del Colegio, para realizar la presentación del retrato institucional del anterior presidente de la institución, Dr. Francisco Javier de Teresa Galván, que formaba parte de los homenajeados nuevos jubilados, y de quien señaló que “más allá de su impresionante currículum, de su carismática y siempre amable personalidad y liderazgo, hoy debemos reseñar su faceta como presidente de nuestro Colegio; puesto que supo llevar a cabo la modernización de todas las facetas de la institución, empezando por una magnífica nueva sede y continuando por temas como la cooperación y solidaridad, las relaciones institucionales, etc…”. También presentó a la autora de este retrato, Cayetana García Pérez; quien aparte de ser una muy exitosa y reconocida artista, es también una médico que ejerció durante años, hasta que venció su vocación como pintora.

Tras la presentación y descubrimiento del cuadro, que próximamente será incorporado a la Sala de Presidentes de la sede colegial, tomó la palabra el propio Dr. De Teresa, quien señaló (en su condición de doblemente homenajeado) que “éste es un momento de gran emoción y agradecimiento, tras 42 años de profesión que no se podrían resumir en un momento”. También afirmó que “la Medicina también es una gran emoción, en la que no se puede dejar perder un gran capital de experiencia y humanismo como el que atesoran los compañeros que a los que hoy el Colegio ofrece esta recepción y sus brazos abiertos”, puesto que “si bien las nuevas tecnologías van a ayudar al médico, lo más importante seguirá siendo la intuición y el trato humano, algo de que estos grandes profesionales conocen sobradamente”.

La despedida estuvo a cargo del Dr. Fernández Parra, quien señaló que la junta directiva colegial tendría muy en cuenta las peticiones e intereses que los nuevos colegiados jubilados habían señalados durante el acto, pidiéndoles expresamente colaboración para poder llevar a cabo todas las actividades posibles en este sentido y en otros: “El Colegio os necesita”.

g1
g2
g3
g4
g5
g6
g7

Log in